24 enero 2007

 

Recordar para no repetir.


Pocos días antes de que se cumplan 62 años de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz por parte del Ejército Rojo, ocurrido el 27 de enero del 1945, el Parlamento celebró ayer un acto emotivo en recuerdo de los seis millones de víctimas del Holocausto. El acto, en el que participaron representantes del gobierno catalán y de todos los grupos parlamentarios, así como de todos los colectivos perseguidos por los nazis, no sólo sirvió por reivindicar la obligación moral de no olvidar uno de los capítulos más execrables de la historia de la humanidad, sino también por hacer un llamamiento a las instituciones para que cojan el relevo del testigo de los pocos supervivientes que todavía quedan y para que se enseñe desde la escuela a los niños los valores de la paz, la tolerancia y el respeto por la diferencia.

El consejero de la vicepresidencia, Josep-Lluís Carod-Rovira, fue el encargado de hablar en nombre del gobierno tripartito, puesto que fue el único representante del gobierno catalán presente en el acto aun cuando también estaba prevista la asistencia del consejero de Interior y Relaciones Institucionales, Joan Saura. El líder de ERC justificó la obligación de conmemorar cada año el Holocausto. Igual que lo hizo Jorge Semprún en el acto de homenaje que hizo el gobierno tripartito de Maragall a los supervivientes catalanes de los campos de exterminio nazis, Carod-Rovira reivindicó ayer la necesidad que desde las instituciones públicas se haga un trabajo de recuperación de la memoria histórica, sobre todo ante la evidencia que cada vez queda menos gente viva que haya sido testigo directo de aquellos hechos.

Carod-Rovira también dejó claro que el Holocausto no admite comparaciones, porque representa el "mal absoluto". "Es un horror tan grande que nunca se debería comparar con nada por evitar el riesgo de banalizarlo", aseguró.

En el acto hubo dos momentos muy emotivos. El primero fue el encendido de seis velas del recuerdo. El superviviente del gueto de Budapest Enrique Vandor encendió la primera en memoria de las víctimas judías, Dan Terracina hizo lo mismo en memoria de los niños muertos en los cámaras de gas, el deportado a Buchenwald, Marcelí Garriga encendió la tercera vela por las víctimas catalanas y españolas, el representante de la comunidad gitana Mariano Fernández encendió la cuarta. La quinta vela, encendida por Muñeca Mitrani, sirvió para rendir homenaje a los que ayudaron a los perseguidos a huir de sus verdugos. La última vela la encendió el embajador de Israel en España, Victor Harel.

El segundo momento emotivo del acto fue el minuto de silencio y el canto a cappella de la oración fúnebre Eyl Male Rakhamim (D"s está lleno de compasión), un canto de la tradición judía asquenazí en recuerdo de todos los judíos masacrados en las cruzadas y en el Holocausto.

Teodoro Burdman, presidente de la comunidad israelita de Barcelona, lamentó que la persecución de las minorías todavía no ha acabado y pidió que "se vacunen nuestros hijos contra el antisemitismo y el racismo". Acto seguido fue el presidente del Parlamento, Ernest Benach, el encargado de cerrar el acto institucional haciendo un llamamiento al diálogo como única herramienta por conseguir la paz y recordando que todos tenemos el deber moral de recordar el Holocausto. "La paz sólo es posible por la vía del diálogo. Por esto hace falta impulsar una nueva cultura de la paz", dijo, aunque esta apuesta sea la más difícil y arriesgada. Shalom.

Traducido de Avui.

Comments:
"El Holocausto es un horror tan grande que nunca se debería comparar con nada por evitar el riesgo de banalizarlo"

Esta frase me parece estupenda. Se la dedico a los progres españoles que suelen comparar el Holocausto (el peor genocidio de la humanidad) con el conflicto palestino-israelí.
 
Que se puede esperar del IMBECIL de Saura y de su "querida" esposa Inma? estos nos representan? a todos? esto es democracia? los cobardes fascistas creen que poseen la "verdad", lo peor es que dicen que son de "izquierdas" y antisistema, con automobil oficial y chalet en Menorca!
 
No es santo de mi devoción Carod-Rovira pero bueno, las cosas como son y hay que ser justos, en esta ocasión ha estado donde hay que estar y ha hablado muy bien.

En cuanto a Saura, como ha dicho Pepito el Alicates, ha actuado como se suponía que actuaría el aliado de Gaspar Llamazares (el tío que va a conseguir lo que Franco no pudo hacer: destruir el Partido Comunista de España), quien dijo el año pasado que era improcedente y escandaloso emitir en Televisión Española un documental sobre Auschwitz cuando se estaba produciendo una "ofensiva israelí contra el pueblo libanés".
 
Coincido contigo Ephraim en que Carod Rovira es un sujeto amoral que no ha dudado en reunirse con terroristas de ETA para pactar que no maten en Cataluña, sin importarle que maten en el resto de España. Sin embargo esta iniciativa les honra.
 
Yo estuve en ese acto igual que el año pasado. Fue muy emotivo. Carod Rovira siempre ha sido el primero en dar la cara. Carod Rovira es un gran admirador de Israel y del sionismo, aunque no lo haga demasiado público. No comulgo de sus ideas políticas, pero él hace una similitud en entre el catalanismo y el sionismo. Es complejo ahora de explicar. Tiene una profunda admiración y cariño por los judíos además ya que su familia salvó a muchos judíos de las persecucuiones nazis. La vida te da sorpresas, sé que desde fuera de Catalunya, Carod es como un ogro, pero Carod siente una sincera admiración por los judíos y su grandísimo respeto por la Shoah que nos lo ha demostrado. Otra cosa son sus ideas independentistas catalanas.
En el acto del Parlament, fue curioso comprobar que no habían ni socialistas ni comunistas, y habían sólo de Convergencia, de Esquerra (el ala de Carod) y la mayor parte de la cúpula directiva del PP catalán muy respetuosa y cariñosa siempre con los judíos.
Pude hacer mucha hasbara entre los políticos asistentes al acto.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?