05 noviembre 2007

 

La lucha antiterrorista, puesta a prueba.

David A. Harris, director ejecutivo del American Jewish Committee, escribe sobre la investigación de los atentados contra la AMIA y la Embajada de Israel en Argentina, la participación demostrada en ellos de la dictadura fascista iraní y su brazo ejecutor el grupo terrorista libanés Hezbollah, y el encubrimiento por parte de miembros de los cuerpos de seguridad argentinos.

La historia comienza en julio de 1994. El edificio de la AMIA, el organismo central de asistencia social de la comunidad judía de la Argentina, fue reducido a escombros en un atentado terrorista en el que murieron 85 personas y muchas más resultaron heridas. (Dos años antes, otro atentado terrorista en Buenos Aires había tenido como blanco la embajada de Israel, donde murieron 29 personas).

Quienes estaban convencidos de que la Argentina no tenía la voluntad política de llevar el caso hasta sus últimas consecuencias, inicialmente recibieron con escepticismo esas declaraciones. Sin embargo, se equivocaron. Kirchner cumplió con su palabra. Designó a un fiscal especial, Alberto Nisman, y le dio libertad para que formara un equipo de primer nivel y siguiera las pistas adonde fuera que lo llevasen. Nisman hizo exactamente lo pedido. En el otoño de 2006, confirmó lo que muchos habían sospechado: había una línea directa entre el atentado a la AMIA y Medio Oriente.

Los cerebros del atentado terrorista pertenecían a los niveles más elevados del gobierno iraní, a quienes se incorporaba al menos un efectivo reconocido de Hezbollah. Nisman señaló a ocho iraníes, incluyendo a un ex presidente, un ministro de relaciones exteriores y un ex embajador de Irán en la Argentina. (El líder de Hezbollah, Imad Fayez Mughniyah, ya estaba siendo buscado por otros países por su participación en numerosos ataques terroristas.)

Aun si demora trece años, involucra pasos en falso, encubrimiento y comienzos inconducentes, si invierte incontables horas-hombre y corre riesgos diplomáticos, la Argentina no cederá. La nación fue atacada en 1994, sus habitantes fueron asesinados y mutilados y exige justicia.

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?